Decálogo del buen vecino

He encontrado este decálogo que viene que ni pintado para recordarnos lo que a menudo se nos olvida cuando convivimos en una comunidad, no está de más recordarlo de vez en cuando.





Por favor, un llamamiento especial a esos dueños de mascotas para que tengan un poco de cuidado con lo que van tirando al suelo sus apreciados animales, los demás vecinos os lo agradeceremos.





DECÁLOGO
Actitud hospitalaria: Trato de conocer a mis vecinos mostrando una actitud hospitalaria y de acogida con los nuevos residentes que llegan al barrio.
Limpieza: Contribuyo a la limpieza del barrio y de la ciudad, no dejando suciedad a mi paso por las calles e invitando a imitar esta conducta en aquellas ocasiones en que sea preciso.
Respeto: Respeto el entorno y el mobiliario urbano animando a mis vecinos a hacer lo propio.
Uso de los contenedores: Utilizo adecuadamente los contenedores instalados en el barrio depositando las basuras en los horarios y lugares adecuados: El azul para el cartón y papel. El verde para el vidrio. El de tapa marrón para residuos orgánicos. El de tapa naranja para residuos inorgánicos.
Responsabilidad: Intervengo de forma responsable si soy testigo de una situación de violencia -especialmente si se trata de actos violentos contra menores o mujeres- poniendo inmediatamente los hechos en conocimiento de la Policía o de las instituciones adecuadas. También estoy dispuesto a intervenir directamente si no se pone en juego mi integridad física.
Educación: Soy cortés y educado en mi vida cotidiana: saludo a mis vecinos, soy respetuoso con los derechos de los demás cuando actúo como peatón y cuando conduzco un vehículo, escucho música o veo la televisión sin que el volumen llegue a molestar a mis vecinos.
Medio Ambiente: Adopto pautas de conducta compatibles con un desarrollo sostenible y con el respeto al Medio Ambiente en todo el planeta: Me desplazo por la ciudad caminando siempre que sea posible o bien utilizo los medios de transporte públicos o la bicicleta. Utilizo únicamente la cantidad de agua suficiente. Por ejemplo, me ducho en vez de bañarme. Enciendo las luces cuando son imprescindibles. Desconecto siempre que sea posible los electrodomésticos cuando no los uso evitando dejarlos en la posición de 'stand by'. Programo la calefacción para funcionar a una temperatura que resulte confortable, sin exageraciones. Cuando compro un electrodoméstico, prefiero aquellos que son más eficientes desde el punto de vista energético.
Participación: Participo de forma activa en la vida ciudadana de mi barrio ya través de los grupos y asociaciones ya constituidos o promoviendo la creación de otros nuevos.
Colaboración: Estoy dispuesto a colaborar con mis vecinos en todas aquellas situaciones especiales y de emergencia en que sea precisa mi ayuda sin esperar a que lleguen los servicios correspondientes.
Principios: Siempre que tengo dudas sobre lo que debo hacer, recurro a los principios de justicia, paz y solidaridad tratando a los demás como me gustaría ser tratado yo. Además, la Constitución Española y la Declaración Universal de los Derechos Humanos son referentes fundamentales de mi vida en sociedad.